Estudio socioeconómico vs contrato de arrendamiento

Estudio socioeconómico vs contrato de arrendamiento

Si eres broker inmobiliario o propietario, seguramente en algún momento te has preguntado qué documento es más importante, un estudio socioeconómico o un contrato de arrendamiento.

A continuación te explico de qué trata cada uno y cual es la diferencia.

¿Qué es un estudio socioeconómico?

Un estudio socioeconómico es un documento que te permite conocer el entorno económico, social y laboral de una persona, así como el ambiente en el cual está inmerso. Con el estudio socioeconómico se puede corroborar y cerciorarse de una manera confiable todos y cada uno de los datos proporcionados por el solicitante.

Básicamente de acuerdo con las obligaciones de las leyes mexicanas, se basa en la elaboración de un expediente para identificar al prospecto (“Know Your Customer”).

El estudio socioeconómico es una herramienta que te ayudará a ti, propietario y ahora también a los intermediarios (asesor inmobiliario) a evitar riesgos. Este tiene que ser el primer paso antes de tomar una decisión o realizar algún contrato. Ya que de aquí parte que puedas tomar la decisión adecuada.

¿Qué es un contrato de arrendamiento?

Un contrato de arrendamiento es un acuerdo formal entre el arrendador y el arrendatario, donde el primero cede el uso y disfrute del inmueble al segundo a cambio de una renta y sujeto a una serie de condiciones legales.

Establecer con claridad este contrato es un paso muy importante después de elegir la vivienda y realizar el estudio socioeconómico al candidato ideal para alquilar tu propiedad.

Una vez que las partes firman un contrato de arrendamiento de vivienda, usualmente, tanto arrendador como arrendatario estarán legalmente obligados a los términos del mismo, siempre que estos no vayan en contra de las leyes establecidas.

En la mayoría de contratos de arrendamientos puedes encontrar lo siguiente:

  • El valor del precio del alquiler.
  • Hasta qué día puede hacer el pago de la renta.
  • Fecha del contrato.
  • Quién es el responsable de pagar las cuentas de los servicios básicos como la luz, agua, gas, etc.
  • Duración del contrato y vigencia del contrato, es decir, desde cuándo empieza y los meses o años de duración (usualmente se los hace por un año).
  • Con cuántos meses de antelación debe usted informar a la administración o dueños de la vivienda que renta que la va a desocupar.
  • Las penalidades por una falta de pago.
  • Quién se hará cargo de los desperfectos.
  • Si es posible o no el subarriendo de la vivienda.

Diferencia entre el estudio socioeconómico y el contrato de arrendamiento

Ahora que ya sabes en qué consiste cada uno, ¿Sigues pensando que uno es más importante que otro?

Ambos son documentos importantes en proceso de trámite para arrendamiento de una propiedad.

Por una parte el estudio socioeconómico te dice quién o quiénes son las personas que ocuparan la propiedad, algo que en el contrato de arrendamiento no se establece.

Por otra parte el contrato de arrendamiento estipula los términos y condiciones bajo los cuales se rentará la propiedad, algo que en el estudio socioeconómico no se toma en cuenta.

Si tomamos en cuenta las leyes que se aplican en el sector inmobiliario, te darás cuenta que los documentos son esenciales para el expediente de arrendamiento.

Con los cambios en la LEY DE EXTINCIÓN DE DOMINIO, es sumamente importante que tengas pleno conocimiento de quién ocupará tu propiedad. Recuerda que en caso de un ilícito, eres el primero en afrontar las consecuencias legales (tanto el propietario como los intermediarios).

Si tienes planes de rentar un inmueble para tener ingresos extra, no te vayas por el camino fácil porque corres el riesgo de quedar a expensas de la palabra y confiabilidad de tu arrendatario. En caso de que tú seas el inquilino, asegúrate de mudarte a una propiedad que te garantice satisfacciones y no dolores de cabeza. En lo que se refiere a una vivienda en alquiler nada como que el “papelito habla”.

Evita poner en grave riesgo ese patrimonio que tanto te ha costado formar.

Por último, recuerda que el estudio socioeconómico tiene que ser elaborado por una empresa especializada en este proceso y que no tenga otro interés más que el fin del estudio, para que el propietario pueda tomar la decisión correcta con el perfil adecuado.

¿Quiéres conocer más?

¡Contáctanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *